Cómo promover efectivamente un curso de inglés y atraer nuevos clientes

Las páginas Web se han vuelto la carta de presentación para las empresas grandes o pequeñas en la actualidad convirtiéndose en una herramienta necesaria e indispensable. De manera que, para posicionar una empresa, hay que tener una. No importa la temática o el servicio que se ofrece, una página web bien diseñada puede ser el origen del éxito: visitas, contrataciones y expansión de la misma. Manejar un idioma más es una necesidad y no un requerimiento opcional para niños y adolescentes.

Muchos informes certifican que la apariencia de una página web es el principal generador de impacto en los usuarios; así mismo se confirmó que muchas personas se sienten atraídas de forma visual por un buen diseño y luego pasan a estudiar el contenido. Cuando hablamos de contenido web dirigido a la educación, es importante asegurar estos factores, así como también un contenido de calidad que exprese todas las cualidades como empresa desde la pantalla.

Al diseñar una página web especializada, digamos que ofreciendo un curso de inglés para niños y adolescentes; se debe focalizar el estrato a quien va dirigido y sus intereses, de manera que cuando los padres indaguen sobre cursos y afines cercanos a su entorno, lo primero que llamará su atención, será la disposición de dicha página web. Toda la información manejada en la página web debe estar presentada de forma sencilla y dinámica para captar de la misma forma la atención de los niños al seleccionar el curso. Un buen ejemplo es la página web Kids&us, quien posee un diseño simple, colores atractivos y vibrantes, imágenes grandes en donde se pueden ver  todos los servicios que ofrece separando en secciones las búsquedas e interacciones de una manera sencilla .

De la misma forma, exponen su metodología de trabajo, a quienes va dirigido dicho curso; actualizándose constantemente haciéndose popular entre padres e hijos. Son pocas las empresas que enfocan su diseño a llamar la atención de los niños pues no es tan sencillo que resulte amigable al mismo determinando su interés y el de los adultos al mismo tiempo. Todos los diseñadores independientes o agencias digitales presentan en algún punto tal disyuntiva: cómo crear algo que capte la atención de ambos, padres e hijos.

Cuando se diseñan paginas web para niños , la edad es uno de los factores más importantes que se deben tener en cuenta pues el nivel cognitivo varía significativamente.

• niños muy pequeños de 3 a 5 años
• niños pequeños de 6 a 8 años
• niños grandes de 9 a 12 años
• niños grandes de 13 años en adelante

De manera que, focalizar el grupo a quien va dirigido el diseño de la página es crucial para lograr llegar y entender sus necesidades y abordarlas. Los niños pequeño en reaccionan mejor con el color, objetos grandes, poco texto, gráficos , sonidos, palabras con tipografía sencilla, entre otros.

Los niños grandes se enganchan con facilidad, cuál es la mejor manera de atraerlos? Crear algo con lo que puedan interactuar de una forma más madura mezclando imágenes y textos, juegos interactivos tanto digitales como impresos, de igual manera una tipología sencilla de lectura fácil y rápida, mientras que los adolescentes ya manejan una experiencia que puede ser manejada y reflejado en un diseños de adulto aunque tenga menor tiempo de atención. La tipografía debe ser más oscura, profunda y elaborada para que sea más aceptable,

Finalmente, los padres. Estos quieren sentir que sus hijos están aprendiendo e interactuando en un ambiente seguro apropiado a cada edad y en especial a la de su hijo; al igual que sus hijos, quieren estar enganchados con estos diseños amigables; por lo tanto, debes crear algo en lo que particularmente te intereses desde el primer momento y probablemente así, los padres no lo evitarán. Si los padres no se enganchan con tu diseño, seguramente no lo compartirán con sus hijos. Así que asegurarte de captar también su atención.

Deja un comentario